Tratamientos‎ > ‎

Punción Seca

La punción seca es una técnica que consiste en la introducción de agujas de acupuntura en el músculo o tejido superficial, buscando una relajación de la musculatura o de la fascia. Nada tiene que ver con la acupuntura.

Es una de las técnicas más eficaces en el tratamiento de la patología muscular (contracturas). Consigue disminuir el dolor desde la primera sesión y es además inocua y sin efectos secundarios pues que no se introduce ninguna sustancia dentro del organismo. No es una infiltración.

Se tratan con ella los llamados puntos gatillo o trigger points, que son puntos que además de producir dolor local, originan dolor referido o a distancia del punto. Los puntos gatillo suelen estar asociados a la mayoría de lesiones y enfermedades reumáticas, y a menudo son ellos los que las provocan. Es por eso que su tratamiento alivia la sintomatología e incluso la elimina.

Los puntos gatillo pueden aparecer por:
Traumatismo directo o indirecto en el músculo
Sobre carga muscular
Alteraciones posturales

La aguja busca entrar dentro del músculo o a nivel superficial destruyendo así la placa motora (zona de las fibras musculares desde donde se produce la regulación de la contracción-relajación) disfuncional que da los dolores; y de esta forma eliminar, los puntos gatillo y los síntomas que estos provocan.