Tratamientos‎ > ‎

Vendaje neuromuscular [Kinesiotaping]


Es un método relativamente nuevo, que fue creado hace 25 años en Japón por el Dr. Kenzo Kase. Esta técnica fue introducida primeramente en los EE.UU. y posteriormente entró de forma arrolladora en Europa y España. Actualmente, el Vendaje Neuromuscular, está siendo utilizado en todo el mundo en hospitales, clínicas y equipos deportivos profesionales.

Las bases del kinesiotaping fueron sentadas en los años setenta en Asia (Corea y Japón), de la mano del Dr. Kenzo Kase y del Dr. Murai. En 1995 el kinesiotaping llega a EEUU. A finales de los años noventa el futbolista Alfred Nijhuis introduce el kinesiotape en Europa (Alemania y Holanda) y a principios de 2000 los vendajes neuromusculares llegan a España.

¿Cómo funciona el kinesiotaping?

El vendaje neuromuscular ayuda a nuestro organismo a activar su propio proceso de autocuración sin alterar la movilidad y facilitando la circulación. El vendaje da la información y es el cuerpo quien la interpreta y actúa. Por tanto, cuando hablamos de kinesiotape, hablamos de un método completamente natural.
Las principales funciones de este tipo de vendaje son: sujeción de músculos (estabilidad muscular y articular), reducción de inflamación y mejora de la circulación, aliviar el dolor y corregir problemas articulares.De este modo se produce una recuperación más temprana de las lesiones, de aquí que últimamente podamos ver a varios deportistas valiéndose de esta técnica de fisioterapia.
Uno de los aspectos más intrigantes del Vendaje Neuromuscular es que siempre se añaden nuevas visiones y aplicaciones mejoradas, de modo que es continuamente ampliado y reajustado. Dado que se puede combinar y variar las técnicas básicas infinitamente, se puede adaptar la manera de aplicar el esparadrapo a las necesidades específicas de la lesión actual.

El principio de cada técnica es siempre el mismo, con lo que el fisioterapeuta que entienda el concepto y después del curso domine la técnica podrá aplicarla a cualquier región corporal. En el Vendaje Neuromuscular se utiliza un esparadrapo elástico de algodón con una capa de pegamento anti-alérgica. La capa de pegamento es aplicada según un patrón especial, de modo que el material puede ventilar. Esto hace que se aguante bastante bien el esparadrapo, incluso para aplicaciones de larga duración. Raramente aparecen irritaciones en la pie.

El esparadrapo es elástico en dirección longitudinal, por ello se utiliza siempre en esa dirección. La capa de pegamento adquiere la temperatura corporal y se adhiere mejor a medida de que se calienta; por ello debe ser frotado ligeramente al aplicarlo. Se puede llevar durante varios días, aunque si la aplicación es de larga duración se recomienda renovar el esparadrapo cada dos o tres días. Todo el material aplicado es resistente al agua (el paciente se puede duchar). Incluso hay variantes extra resistentes al agua con lo que los pacientes pueden nadar o bañarse.

Por estas características, es un tratamiento ideal para el deporte y actividades donde es necesaria una movilidad completa de las articulaciones. Para la mayor parte de las aplicaciones del esparadrapo se hace uso de la elasticidad del mismo respecto a la de la piel. La zona a tratar se estira poniendo en posición de elongación a la musculatura y las articulaciones, y seguidamente se pega el esparadrapo. Cuando el miembro vuelve a su posición inicial, la elasticidad del esparadrapo hace que se eleve ligeramente la piel. Se forman así ondulaciones denominadas «convoluciones». Así, incrementamos el espacio subcutáneo donde se encuentran, entre otros, los capilares prelinfáticos, los vasos capilares y diversos receptores aferentes y eferentes y ayudamos a una recuperación temprana.

Utilizando diferentes técnicas de Taping se pueden conseguir diversos efectos. Uno de los más importantes es la analgesia por disminución de la presión y la mejora de la circulación. Con esta técnica se puede eliminar, por ejemplo, un hematoma en la tercera parte del tiempo habitual.

El «Taping» convencional tiene como objetivo limitar los ángulos de movimiento. Al aplicarlo se aumenta considerablemente la presión, lo cual impide la circulación sanguínea y linfática. Esta disminución de la circulación va a retrasar la recuperación. Además la inmovilización parcial o total de músculos o articulaciones origina limitaciones en la movilidad articular, lo que hará necesario tratamiento para su recuperación.

Al aplicar el esparadrapo en sus diferentes técnicas, se influye sobre diversos tejidos de manera distinta. Resumiendo, los efectos se pueden catalogar en:

• Analgesia.

• Mejorar la función muscular por regulación del tono muscular.

• Ayuda a la función articular, por:

- estimulación de la propiocepción.

- corrección de la posición articular.

- corrección de la dirección del movimiento

.- aumentar la estabilidad.

• Eliminar bloqueos de la circulación sanguínea y evacuación linfática.

• Mecanismo neurorreflejo.

 

 







 Image courtesy of Ambro at FreeDigitalPhotos.net










 Image courtesy of Ambro at FreeDigitalPhotos.net



 
 
Comments