Tratamientos‎ > ‎

Fisioterapia de suelo pélvico

¿Qué es el suelo pélvico?

El suelo pélvico es un conjunto de músculos situados en la pelvis, que por un lado sirven de sostén y apoyo de varios órganos (vejiga, útero y recto) y por otro lado contribuyen en el mecanismo de contienencia de los esfínteres urinario y fecal.

La debilidad o disfunción de estos músculos ocasionan una malposición de dichos órganos, originando un prolapso y/o alteración de la continencia urinaria y/o fecal tanto en la mujer como en el hombre.

El suelo pélvico tiene una papel muy importante en las relaciones sexuales, en el parto, en el deporte y control de esfínteres.

Los problemas del suelo pélvico enmarcan un conjunto de disfunciones de diferentes campos: 

EVALÚA TU MÚSCULOS PERINEALES

¿qué ocurre cuando hay hipotonía o hipertonía?

La alteración del tono muscular del suelo pélvico puede causar:

  • Incontienencia urinaria/fecal
  • Prolapsos.
  • Dolor pélvico.
  • Disfunciones sexuales.

¿Tiene tratamiento?

Por suerte, tanto la pérdida como el amento de tono muscular del suelo pélvico se puede prevenir, tratar y curar.

El tratamiento con Fisioterapia del suelo pélvico, acompañado de Biofeed-back y Electroestimulación muscular es la mejor forma de tratar los problemas del suelo pélvico.

El objetivo de estas técnicas es restablecer la función y el equilibrio  pelvico-perineal.

Es importante saber que la fisioterapia del Suelo Pélvico utiliza técnicas intracavitarias, es decir vaginales y en algunas ocasiones rectales. El paciente debe de rellenar un consentimiento informado para poder iniciar el tratamiento.


 ¿Cuáles son las técnicas de tratamiento utilizadas en  Patología urológica, ginecológica y proctológica?

  • Ejercicios de tonificación muscular.
  • Masajes perineales.
  • Reeducación de la postura y gimnasia abdominal hipopresiva.
  • Electroestimulación y Biofeedback.
  • Gimnasia Abdominal Hipopresiva.

¿Cuáles son las causas?

Hay mútiples causas que pueden lesionar el suelo pélvico:

  • Embarazos y partos.
  • Deporte.
  • Obesidad.
  • Estreñimiento crónico.
  • Menopausia.
  • Factor genético.
  • Envejecimiento.
  • Profesiones con esfuerzos hiperpresivos

Indicaciones

  • Incontienencia urinaria: Incontinencia de esfuerzo, Incontinencia de urgencia, Incontinencia mixta.
  • Prolapso (grado I y II): Histeroceles, Cistoceles, Rectoceles.
  • Preparación al embarazo, parto y postparto (Leer más...).
  • Trastornos sexuales: Algias vaginales, Anorgasmia funcional, Coitos dolorosos, Impotencia.
  • Cicatrices Vaginales (Episiotomías).
  • Hipertonía del Suelo Pélvico.
  • Pre-postcirugía abdominal y ginecológica.
  • Incontinencia de gases y/o heces.
  • Coloproctología ( incontinencia fecal y de gases).
  • Post-prostatectomías.
  • Cistitis de repetición.


Ċ
Violeta Mainos,
2 sept. 2016 6:21
Comments