Tratamientos‎ > ‎

Drenaje linfático

El drenaje linfático manual (DLM) es un tipo de masaje que actúa directamente sobre el sistema linfático, encargado de eliminar toxinas y formar parte del sistema inmunitario. Esta técnica no se parece a otras de masaje, ya que se realiza de una forma muy suave y a un ritmo muy lento. Con ella, el fisioterapeuta, imita el funcionamiento normal del sistema y le "ayuda" a mejorar su función cuando hay exceso de líquido en los tejidos. Es recomendable por lo tanto en situaciones tales como embarazos, traumatismos, inflamaciones locales articulares por artrosis, retención de líquidos ó celulitis.
 
El Sistema Linfático

Es una red de órganos, ganglios, conductos y vasos linfáticos que elaboran y transportan linfa desde los tejidos hasta el torrente sanguíneo. El sistema linfático es uno de los integrantes principales del sistema inmunológico del cuerpo.

La linfa es un líquido transparente y lechoso, rico en células blancas que luchan contra las infecciones motivadas por virus y bacterias.

Esta valiosa sustancia circula por el sistema linfático a través de una apretada red de conductos que recorren el cuerpo y convergen en colectores y canales linfáticos, que finalmente se integran al torrente circulatorio. Su misión consiste en aportar oxígeno y nutrientes a las células y recoger de éstas los productos metabólicos de deshecho y las toxinas.

 
Su función: Depurar y proteger.

La circulación linfática está vinculada a la sanguínea, aunque a diferencia de la sangre, la linfa circula en una sola dirección. El sistema linfático funciona como instrumento de depuración o limpieza,  ejerce en calidad de sistema de protección y defensa del propio organismo y tiene una función clave en la nutrición y limpieza de los tejidos.

La importancia de los profesionales.

El drenaje linfático manual solamente debe ser aplicado por profesionales expertos ya que debe prestarse especial atención en no aplicarse en pacientes con determinadas enfermedades como por ejemplo pacientes con marcapasos.. Por ello hay que asegurarse de la capacidad y experiencia del profesional que lo imparte antes de ponerse en sus manos. 

La celulitis y el drenaje linfático.

El drenaje linfático manual es una terapia de gran calidad en la lucha contra la celulitis, ya que suma al bienestar corporal que aportan los masajes tradicionales su poder para eliminar toxinas y aumentar la respuesta inmunitaria del organismo.

En el tejido conjuntivo se produce el intercambio de líquidos a nivel intersticial. El agua, la grasa y las toxinas ejercen presión sobre él y dan lugar a la aparición de la celulitis. Mediante el drenaje linfático manual, intentamos eliminar el estancamiento de líquidos de una forma natural y no invasiva.

Además de contra la celulitis, el drenaje linfático tiene efectos beneficiosos sobre: la circulación, el sistema nervioso, los músculos, la sangre, la piel, el tejido adiposo, el metabolismo y el sistema inmunitario.

¿Qué personas pueden hacerse DLM?

En principio puede realizarse DLM cualquier persona que no padezca ningún tipo de patología cardiaca sin que esté controlada, al igual que personas que tengan problemas de tensión, infecciones en la piel, cánceres no tratados o infecciones agudas de cualquier tipo. Personas que tengan un tratamiento para tratar las trombosis no se pueden realizar DLM hasta que el cirujano no de el visto bueno y sea demostrado que la trombosis se ha solucionado mediante un ECO-DOPPLER.


Las indicaciones básicas del drenaje son:

  • Celulitis (la grasa acumulada retiene agua como si fuera una esponja).
  • Edemas.
  • Fibromialgia.
  • Piernas cansadas.
  • Edemas por embarazo (prevención de estrías, descarga de las piernas).
  • Edemas linfoestáticos o linfedemas (p.e. en los edemas de brazo tras extirpación mamaria).
  • Edemas postoperatorios y para mejorar la presentación de cicatrices.
  • Edemas en la menstruación.
  • Edemas de origen traumático: hematomas, luxaciones, tirones musculares, siendo muy indicado para la recuperación de los deportistas.
  • Linfedema congénito ó adquirido.
  • etc.

Recuerda que el drenaje linfático manual es una técnica gradual. Es necesario hacer varias sesiones de una hora y media, una vez por semana, para ver estos resultados.
Es importante que durante el masaje no se produzca enrojecimiento de la piel porque sino esto estaría indicando una filtración capilar.

Durante los diez días posteriores a la sesión de drenaje linfático, se continúa eliminando toxinas y perdiendo peso. Pero sí además complementamos con una dieta rica en frutas, verduras y dos litros de agua, mas una rutina de ejercicios… el conjunto dará un resultado aun mejor.

Recomendaciones generales para mejorar el funcionamiento del sistema circulatorio de retorno:
  • Beber entre 2 y 3 litros de agua al día.
  • Evitar comidas abundantes y grasas. El llevar una dieta rica en verduras y fibra le ayudarán a regular su organismo al estado óptimo.
  • Realizar una dieta seguida por un endocrino, en caso de ser necesario.
  • Evitar pasar mucho tiempo de pie. En caso de no poder evitarlo, usar medias de compresión el máximo tiempo posible.
  • Evitar cruzar las piernas pues desfavorece el drenaje linfático automático del cuerpo y facilita la formación de varices.
  • Evitar llevar ropas apretadas, en especial pantalones, sujetadores, etc.
  • La realización del autodrenaje le ayudara a sobrellevar los días de más calor, y en los que suela sentir más molestias.
  • En caso de estar operada de una mastectomía, evitar usar anillos, sujetadores que aprieten y ninguna prenda que pueda obstruir el paso de la circulación de retorno.
  • Caminar 1 hora diaria a buen ritmo.
  • Incluir 3 horas de ejercicio a la semana, en las actividades de la vida diaria.
  • Realizar cada 6 meses entre 10-15 sesiones de DLM. Y un mantenimiento de 1 o 2 veces al mes entre cada periodo.
  • Dormir con el final de la cama un poco elevado.
  • Llevar medias de compresión todo el tiempo posible en el caso de linfedemas en las piernas y con el manguito de brazo en operaciones de mastectomía en los que sea necesario.







Image courtesy of Ambro at FreeDigitalPhotos.net































Comments