Osteopatía

La osteopatía es una disciplina terapéutica que se basa en un sistema de diagnóstico y tratamiento específico centrado en los problemas mecánicos y estructurales del cuerpo.

Utiliza un amplio abanico de técnicas (impulsos de alta velocidad y corta amplitud, técnicas funcionales, inhibiciones...) para devolver la armonía y el equilibrio que causan dolencias y dificultan su recuperación.

Se complementa perfectamente con la medicina tradicional y con el resto de terapias que se pueden aplicar, convirtiéndose en una gran herramienta que nos ayuda en el tratamiento de cualquier dolencia, por si sola o unida a otras técnicas.

La osteopatía examina al individuo en su conjunto y busca siempre la causa de la lesión o de la disfunción a través de una aproximación global. Considera a la persona como un todo dónde la estructura (anatomía) y la función (fisiología) están totalmente relacionadas, influyendo la una sobre la otra.

La salud depende del mantenimiento de las relaciones adecuadas entre las diferentes partes del cuerpo y de la buena circulación de fluidos en todo el organismo; el objetivo de la osteopatía será el de restaurar el equilibrio mecánico global del individuo (homeostasis) permitiendo al cuerpo de desarrollar su facultad inherente de auto curación.

La osteopatía comprende 3 terrenos:

  • Disfunciones del aparato locomotor

    Busca restaurar la movilidad en aquellas articulaciones en que se ha perdido; quiere mejorar la perfusión sanguínea de la zona, disminuyendo las tensiones a las que puede estar sometida. Restaura la mecánica global del esqueleto para evitar sobrecargas y devuelve la armonía al sistema músculo-esquelético para que sea capaz de absorber las fuerzas que recibe de la actividad diaria.

    Indicaciones más frecuentes: esguinces, latigazos cervicales, hernias discales, dolor ciático, tendinitis, escoliosis, lumbalgias, dorsalgias, cervicalgias, etc.

  • Disfunciones Craneales

    Indicaciones más frecuentes: migrañas, cefaleas, acúfenos, bruxismo y disfunciones de temporomandibulares, vértigo, mareos, sinusitis, pediatría....etc.

  • Disfunciones Viscerales

    Indicaciones más frecuentes: estreñimiento, malas digestiones, hernia hiatos, trastornos ginecológicos, adherencias post-quirúrgicas, alteraciones del suelo pélvico, etc.


Principios de la osteopatía:

- La estructura gobierna la función.

- La unidad del cuerpo.

- La autocuración.

- La ley de la arteria.

¿Cuándo acudir al osteópata?

Es el momento de acudir al osteópata cuando presentemos cualquiera de estas lesiones o síntomas relacionado con ellas:

  • lesiones de espalda (cervicales, lumbares, pinzamientos, hernias, contracturas).
  • lesiones deportivas (esguinces, luxaciones, sobrecargas muscular)
  • patología músculo esquelética (artrosis, artritis, fibromialgia, osteoporosis)
  • alteraciones vasculares (varices, piernas cansadas) y linfáticas.
  • trastornos gastrointestinales (estreñimiento, aerofagia, hemorroides, hernia hiato)
  • trastornos esfera cráneo cervical (cefaleas, migrañas, vértigos, mareos)
  • alteraciones craneales del bebe (plagiocefalia, tortícolis)
  • patología mandibular (bloqueo mandibular, chasquido, dolor, bruxismo)
  • estrés y ansiedad.
Comments