Si esperas un bebé, has de saber:

Los movimientos de Raks sharki suponen un excelente ejercicio prenatal porque:
  • Potencia los músculos que se ponen en funcionamiento cuando se da a luz. El balanceo de la pelvis y de los músculos abdominales son movimientos que se enseñan en clases de preparación al parto y que esta danza adapta de forma natural.
  • Se incide con énfasis en el control de los músculos de la zona pélvica, lo que facilita el partoy resulta beneficioso para después del parto porque ayuda a que toda la zona abdominal se reajuste en su proceso natural de recuperación. Si los movimientos se hacen gradualmente, ya sea como ejercicio prenatal o posterior al parto, es muy probable que el  parto sea mucho más seguro y natural y la recuperación posterior más efectiva y suave. (En estudios contemporáneos muchos antropólogos han afirmado que la danza del vientre nació como demostración de los movimientos naturales que realizan las mujeres con sus cuerpos en el momento de dar a luz. Las sacerdotisas egipcias que bailaban a los dioses con esta danza quisieron mostrar su agradecimiento por tener el honor de dar a luz a un bebé). 

Precauciones básicas

Antes de poner en práctica los ejercicios de la danza del vientre es importante tener en cuenta algunas consideraciones:
  • El mejor momento para empezar es una vez hayas cumplido el primer trimestre.
  • No está indicado para mujeres que no practicaban ningún ejercicio físico antes de quedarse embarazadas o cuando existe embarazo múltiple, pérdidas vaginales, acumulación de peso excesivo, bronquitis crónica…Cuando se da alguna de estas circunstancias es imprescindible el control y la autorización del médico porque pueden existir riesgos para la salud de la embarazada y del bebé. 

Comments